Segunda sesión

Scarlett, de dos años, se ha despertado a las 4.30 AM, c’est pour ça que ahora mismo está echándose una siesta, a las 9.40 AM. Estos últimos días he dedicado mucho de mi free time a Game of Thrones, una serie que no había tenido intención de ver por diversas razones: Para empezar, no soy muy seguidora de las novelas/películas… basadas en la época medieval y segundo, a un mes casi exacto de cumplir los 20 y con la crisis de la mayoría de edad en la mochila, la fantasía no es hoy en día lo que más me atrae. Pero me alegro de haberme equivocado porque es una buena serie en la que perder tu tiempo considerando el panorama actual relativo a las series, me atrevería a decir que de las mejores. La estoy disfrutando y merece la pena aunque no esté entre tu “canon de series”. Mi personaje favorito sería Sam, a mi parecer el personaje más puro e inocente, el que todo lo que tiene de grande lo tiene de bueno, aunque también disputa por el primer puesto Tyrion Lannister, el medio-hombre, que lo calificaría como “the boss”. Tyrion es un personaje que me genera y de alguna forma representa varios sentimientos y roles que son interesantes de analizar, al fin y al cabo, es un enano de familia bien (más bien de la mejor familia) en la que todos han resultado guapos y exitosos, y  que para su desgracia ninguno de ellos lo aprecia lo más mínimo, en realidad lo detestan. Él no es ejemplar de primera para las batallitas ni los caballitos, pero es inteligente y leído, cosa que no abunda en el programa, y a pesar de ser lo que llamamos “un buen tío” y con sentido del humor, honesto y, a priori, sin malicia, es contradictorio (a veces) que él disfrute viviendo en el Desembarco del Rey y siendo (por un tiempillo) la mano del Rey, ya que allí la desconfianza hacia los demás, la crueldad y la indiferencia es el pan de cada día, adornado con unas pinceladas, o más bien brochazos, de sangre.

“Joffrey Baratheon: If I tell the Hound to cut you in half, he’ll do it without a second thought.
 Tyrion Lannister: That would make me the quarter-man. Just doesn’t have the same ring to it. “

Para hoy, queridos amigos, os quiero dar un consejo a todos aquellos que tengáis pensado emigrar a Inglaterra: compraos un filtro de cal para la ducha. Es importante, yo no tengo uno y pronto se me caerá la piel a cachos. Yo no entiendo lo repipis que pueden ser los ingleses para algunas cosas y sin embargo, aquí el agua que te deja la piel hecha mierda y nadie hace nada… #Indignada

Tendría que hacer un análisis frecuente sobre la British People como experiencia de vida, e ir recopilando nuevas ideas, pensamientos y reflexiones a la lista. Algún día lo haré. Por hoy me desahogaré brevemente, tras casi dos meses de convivir con ellos: Para empezar, yo estoy en un condado donde se reúnen las familias más adineradas de todo el país, donde están los mejores colegios de todo el país y blah blah blah.. Pues no soporto que la peña me trate como si fueran superiores. ¿Superiores de qué? Porque me da la impresión de que piensas que no he visto una tele por cable en mi vida, o un Land Rover, o un smartphone. Y aunque eso fuese verdad, tronco, me haces sentir fuera de lugar totalmente, como si por todos mis poros se desprendiese el hedor de la envidia que siento por ti. O sea, what? ¿Pero de dónde te piensas que vengo, guapa? Y cuando te hablan tan educados y amables, pero te miran con ojos de “look at this bitch”… O te preguntan ¿qué tal el fin de semana? ¿estás bien? y en su cara ves que lo último que les apetece escuchar es las respuestas a esas preguntas… God bless me! Cuando no estás en una posición privilegiada, más vale callarte y obedecer, porque otra persona a la que no le importe vivir con las pequeñas injusticias que a ti te molestan vendrá y te sustituirá, porque como siempre me recuerda mi madre: nadie es imprescindible. Cuando mi tiempo aquí termine, si me veo con ganas, les haré saber mis pensamientos, tanto malos como buenos. Sé que no estoy concretando si lo malo sólo se reduce a la familia en la que vivo, y la repuesta es no. No huelga decir que mi familia también ha tenido cosas buenas y positivas. Ni el malo es tan malo ni el bueno tan bueno. Sólo diferencias y desencuentros. Luego te encuentras gente maravillosa, como Ilayne, creo que se escribe así, una abuela con la que he coincidido un par de veces en los playgroups, muy simpática ella, que se tomó la molestia de apuntar varios títulos y nombres de libros y autores respectivamente, para que una servidora se los ojease, y me aconsejó sobre varias actividades para enriquecer mi experiencia en UK.

Hoy es viernes. Bendito viernes. Espero con ansias mañana, porque vamos a ir Jeanne, Patricia y yo a ver 50 shades of Grey, y así desconecto un poquillo, que me hace falta. Y sí, es rubbish, pero la voy a ver igual. No me avergüenzo de decirlo por la cantidad de personas que han acudido y acudirán a verla. Pero sólo por eso. Porque es para avergonzarse la verdad…

Hace un ratillo me ha llegado “Wreck This Journal” por Keri Smith, un ¿librillo? que ví en uno de los vídeos de Yellow Mellow, y como es muy económico me lo agencié en un impulso desesperado por despertar mi creatividad. Hey guys, soy fan de Amazon.

¡Hasta la siguiente sesión!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s